Guarding and proclaiming the unchanging truth in a changing world

Carta del Presidente de Gafcon abril de 2020

Amados en Cristo Jesús: ¡Saludos en el nombre de nuestro Señor Resucitado y Salvador, Jesucristo! 

En los tiempos de crisis, tales como los que estamos viviendo ahora, son reveladores. Nos obligan a enfocarnos en lo que en verdad nos es importante y ha sido tan animador ver a las iglesias de Gafcon en todo el mundo adaptarse rápidamente a nuevas maneras de ser iglesia y a proclamar el Evangelio de Jesucristo utilizando las herramientas que el internet nos entrega. 

Además, nuestras iglesias están haciendo una prioridad cuidar a los más vulnerables. Acá en Norteamérica, nuestra red Iniciativa Mateo 25 (inglés: Matthew 25 Initiative) , desde aproximadamente 100 centros está sirviendo a algunas de las personas más pobres y faltantes de recursos en Norteamérica, mientras a nivel global, El Fondo Anglicano apara Ayuda y Desarrollo (Inglés: Anglican Relief and Development Fund, ver https://ardf.org/apply-for-covid19-funds) busca proveer ayuda en los lugares de necesidad. Nuestro secretario general, el arzobispo Ben Kwashi, está sirviendo en el comité de Alivio del Coronovirus en África de Barnabas Fund para encauzar ayuda a los más vulnerables y permitir que las iglesias mantienen funcionando sus ministerios. 

Favor, estén conscientes que las personas y las iglesias de África están sufriendo, no solo por el impacto del cierre económico de emergencia a causa del coronoavirus, sino que, en África oriental también sufren de la plaga de langostas masiva y recurrente que está devastando los cultivos. Y además de la pandemia, los cristianos en el norte de Nigeria también sufren ataques intensificados y barbáricos de yihadistas de la tribu Fulani que están apuntando deliberadamente a mujeres y niños. Todo esto es el tema para mucha oración, y llamo a nuestros intercesores a unirse a nosotros en rogar al Señor a proveer para su pueblo en medio de sus necesidades.   

Mientras para muchos, la cuarentena ha ralentizado el ritmo de la vida, la paradoja es que el cambio social se está acelerando; por ejemplo, la adopción rápida de nuevas tecnologías comunicacionales y el alejamiento de la globalización. Hace dos meses, ¡¿quién habría imaginado que la mayoría de nuestras iglesias estarían utilizando tecnología para reunir a las personas para la adoración, estudios bíblicos y reuniones de oración?¡  En la mayoría de los casos, la asistencia online ha sido mayor que la asistencia normal.  

Mi hermano primado de Gafcon, el arzobispo Henry Ndukuba, ha animado a los nigerianos a volver de todo corazón, a  Cristo en este tiempo de crisis, diciendo:

La peor muerte es la que ocurre en el pecado; la muerte en la iniquidad. Creo que Dios nos está dando la oportunidad para arrepentirnos como individuos y como familias, como pueblo y como nación; a alejarse de la maldad y de los pecados y recurrir al Dios viviente, quien nos puede dar esperanza y vida, especialmente en tiempos como este en que nadie sabe qué viene después y cualquiera puede morir. 

Mi hermano primado de Gafcon, el arzobispo Jackson Ole Sapit animó a los kenyanos a recordar su fe en este tiempo, diciendo:

La fe está puesto a prueba en tiempos de crisis. Como creyentes, cuando te estás hundiendo, la mejor pregunta que te puedes hacer es ‘¿Dónde está tu fe?’ Esta pandemia del COVID-19 ha probado nuestra fe de modo único. El mundo se encuentra en una crisis mayor de lo que ha visto antes. Esta pandemia nos recuerde que a la larga este mundo no es nuestro hogar. Al final, no estamos en control, pero, con denuedo y alegría, podemos decir que Dios sí, lo es.

Tal como esta pandemia nos recuerda, la muerte es una realidad muy presente. Jesús vino al mundo para que los seres humanos puedan tener vida y vida en abundancia (Juan 10:10). Dijo que el mismo es el camino, la verdad y la vida y que nadie viene al Padre sino por él (Juan 14:6). Fue más allá al decir que él es la resurrección y la vida y quien cree en él, aunque muera, vivirá (Juan 11:25). Para los de nosotros que hemos puesto nuestra fe y confianza en Jesús, y que hemos nacido de nuevo por el Espíritu Santo, no tenemos que temer y no tenemos que ser ansiosos sobre lo que mañana trae. Tal como escribió el apóstol Pablo tan poderosamente: Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos puede separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 8: 38,39)

Mientras lees esta carta, te invito a doblar la rodilla de tu corazón (o, en hecho, arrodillarte) y arrepentirte de tu andar impío; es decir, cambiar tu modo de pensar sobre vivir por ti mismo y empezar de nuevo a seguir los caminos de Dios. Te invito a remover el «yo» del trono de tu vida y permitir a Jesús el lugar que le corresponde – como tu Señor de señores y Rey de reyes. Recuerda, como Jesús dijo a la iglesia en Laodicea, también dice a ti y a mí: He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo. (Apocalipsis 3:20.) Sea lo que sea tu situación en este tiempo de crisis, te invito a volver tu corazón hacia nuestro Dios amoroso y fiel. 

Tu hermano en la esperanza y la fe de Cristo,

EL Revmo. Dr. Foley Beach,
Presidente, Comité de Primados de GAFCON. 

P.D. Puedes suscribir al audio diario de un minuto, el devocional del arzobispo Beach en  www.awordfromthelord.org .   (Llegará tu casilla de email) 

Keep informed of the latest news, updates and the different ways you can support Gafcon

Gafcon Secretariat, Christ Church Central, The DQ Centre, Fitzwilliam Street, Sheffield  S1 4JR  United Kingdom

[email protected]